domingo, junio 24

Protégelos de un ‘golpe de calor’

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Una ola de calor es una mala noticia para nosotros, ¿y para tus mascotas? ¿Qué hacer para protegerlas? ¿Cómo ayudar a los animales menos favorecidos que vagan por las calles?

En el tema de las altas temperaturas los animales de compañía, como los seres humanos, son propensos a sufrir el llamado “golpe de calor” que ocurre cuando la temperatura corporal se eleva por encima de los límites establecidos y pone en riesgo la operación del organismo y la vida misma, en este caso, de la mascota.

Ante este panorama, tenemos una serie de recomendaciones para proteger a los animales en casa:

Alojamiento en un espacio ventilado: considerar que en el sitio en el que se encuentren las mascotas cuente con ventanas u orificios que permitan la circulación del aire y así evitar que reciban los rayos del sol de forma directa. En caso de que habiten en un patio, es necesario que una parte cuente con sombra en la que puedan resguardarse. Por ningún motivo deben dejarse a los animales en el automóvil o en jaulas.

Dotar de agua fresca: la hidratación siempre es primordial para los seres vivos, sin embargo, en esta época de calor las posibilidades de deshidratación se elevan, por lo que es necesario mantener a las mascotas con el vital líquido a su alcance en todo momento.

Paseos con sol limitado: en el caso principalmente de los perros, es importante evitar los paseos en horarios de sol intenso, generalmente entre las 10 de la mañana y las 5 de la tarde, ya que existe mayor riesgo de presentar deshidratación, daños en las almohadillas de las patas e incluso sufrir golpe de calor.

Mantener el pelaje corto: si el gato o el perro tienen el pelo largo, lo mejor será recortarlo, pues absorbe mayores cantidades de calor.

No colocarles ningún tipo de ropa: no es recomendable ponerles ningún tipo de prenda, ya que capta fácilmente el calor.

Golpe de calor

La organización World Animal Protection (WAP), expone que el jadeo excesivo y algunos signos de malestar pueden indicar la llegada de un golpe de calor. Suele ocurrir cuando los animales de compañía están dentro de un automóvil, pero también puede desencadenarse en lugares cerrados sin ventilación o en el exterior si no hay sombra y/o agua.

El golpe de calor se identifica también cuando el animal se postra con dificultad para respirar, con la frecuencia cardíaca y pulso acelerados y en algunos casos pierde el conocimiento. Otros signos que mencionó son enrojecimiento o palidez de las mucosas de la boca y la lengua.

Las recomendaciones de WAP para cuando se ha identificado que la mascota está sufriendo sobrecalentamiento son: ducharlo con agua fresca, más no helada, aplicar compresas frías en la caveza, darle masaje en sus patas para reducir el riesgo de choque y darle a beber agua fresca cuando comience a recuperarse, dejar que el perro beba tanta agua fresca como desee. Luego, llevarlo al veterinario.

¿Y los animalitos de la calle?

Existen millones de perros en situación de calle, que sufren más las inclemencias del tiempo que aquellos que cuentan con un hogar y con el cuidado de dueños responsables.

El consejo consiste en dejar al exterior recipientes con agua fresca y cambiarla regularmente para evitar que los animales consuman agua sucia o caliente. Eso ayudará a que los canes no se deshidraten.

No obstante, es mejor esterilizar a las mascotas y cuidar de ellas para que las cifras de animales desprotegidos no crezcan.

Fuente: Carlos Esquivel

Compartir

Deja un comentario