domingo, junio 24

7 secretos que no conoces de hacer ejercicio

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El ejercicio físico no solo es bueno sino que es necesario, imprescindible si quieres llevar un estilo de vida saludable. Eso sí, no vale hacerlo de cualquier forma: debes tener en cuenta los consejos de los expertos para evitar lesiones y mejorar constantemente, ya que siempre hay secretos que no conoces de hacer ejercicio.

El deporte, como cualquier otra actividad, tiene sus trucos para sacarle todo el partido a cada minuto invertido, errores que no debes cometer y mitos que ya no sirven y deberías olvidar. A continuación hemos reunido algunas cosas que desconoces por completo sobre el ejercicio y sobre cómo funciona tu cuerpo cuando lo sometes a actividad física.

Sigue leyendo para saber más sobre cómo exprimirte al máximo.

1. Tu cuerpo se adapta mejor de lo que piensas

Si quieres mejorar haciendo deporte, ya sea para conseguir mejores marcas, tiempos o simplemente para perder peso, debes cambiar constantemente tu rutina. Incluso es recomendable que cambies de actividad cada cierto tiempo o alternes entre varias de ellas.

Por pura supervivencia, tu cuerpo se adapta rápidamente a cualquier actividad hasta hacerse cada vez más eficiente en ella, consumiendo menos calorías para hacer lo mismo. Por eso mucha gente sale a correr y no logra adelgazar.

2. Debes adaptar tus horarios de comida a tus horarios de entrenamiento

Las proteínas, hidratos o líquidos que consumas cada día deben guardar una lógica, ser consecuentes con lo que vas a necesitar. Pero no solo eso: debes comer teniendo siempre en mente cuándo vas a necesitar estos nutrientes.

Por ejemplo, puedes comer carbohidratos antes de una sesión de entrenamiento, entre dos y tres horas antes. Es mejor que consumirlos luego, aunque también es necesaria una pequeña dosis de hidratos y proteínas después de entrenar.

Consulta con un experto para saber qué nutrientes vas a necesitar dependiendo del horario de ejercicio que te marques.

3. El ejercicio matinal sirve como estimulante

La actividad física hace que tu organismo libere endorfinas, que a su vez logran que te despiertes y te sientas más activo. Por eso es recomendable hacer ejercicio por las mañanas.

Una buena idea es realizar una breve rutina de ejercicios de solo unos minutos a primera hora de la mañana, justo antes de ir a trabajar.

4. Tu corazón mejora con el ejercicio

Una de las cosas que no sabías del ejercicio es que, además de servir para quemar grasas, también reduce el riesgo de accidentes cardiovasculares. Esta es la primera causa de muerte en Occidente, así que no está de más una ayuda.

Con la actividad física, tu corazón mejora su capacidad de bombear sangre con menos esfuerzo. Es un músculo y como tal puedes ejercitarlo.

5. Los estiramientos antes de entrenar pueden ser malos

Sorprendente ¿verdad? Estirar antes de hacer ejercicio no solo no es necesario sino que puede ser dañino. Estirar la fibra muscular fría puede provocar roturas dolorosas y duraderas. Por eso es recomendable que, en caso de estirar, hagas algún tipo de estiramiento activo y no estático.

Después de hacer ejercicio si es aconsejable estirar, pero siempre tratando de evitar el dolor.

6. Correr más distancia no es mejor

Un error de principiante en ‘el running’ y en cualquier otro deporte es pensar que por correr más, nadar más tiempo o hacer más minutos estás entrenando mejor. Nada más lejos de la realidad: el ejercicio de fondo es bueno y necesario, pero no es ni el que mejor funciona para mejorar físicamente ni el único que existe.

Lo recomendable es hacer al menos un par de veces en semana entrenamientos consistentes en ejercicios de alta intensidad o a intervalos. De esta forma prepararás tu físico para distintas situaciones, no solo para correr muchos kilómetros a un ritmo constante.

7. Es imposible quemar grasa localizada

No puedes quemar la grasa de la tripa o las cartucheras antes que la del resto del cuerpo. Es así, no puedes elegir dónde quieres localizar la quema de grasas, aunque es un lema que las compañías publicitarias han explotado durante décadas.

Tu cuerpo activará la quema de grasas cuando no haya más glucógeno a mano que quemar, pero no puedes “señalarle” qué quieres perder antes. De hecho, todos los productos que dicen hacer esto pueden ser calificados como un timo.

Fuente: Eduardo Álvarez

Compartir

Deja un comentario