martes, julio 17

¿El estrés postraumático no te deja dormir?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Insomnio y somnolencia diurna son alteraciones del sueño que se ven agudizadas ante el estrés postraumático originado por los sismos.

Estos eventos traumáticos provocan que el ciclo sueño vigilia se vea afectado, no sólo en las personas que lo viven de cerca, sino también en quienes lo han sufrido de manera indirecta.

Se dijo que las alteraciones del sueño se entienden como un componente de los síntomas del trastorno por estrés postraumático que también se acompaña de ansiedad y depresión.

Es una reacción del organismo ante un evento estresante y traumático, acompañada de una sensación de pérdida de control e incapacidad para afrontar una situación amenazante determinada, como por ejemplo la presencia de un nuevo sismo.

El estrés aumenta ante la presencia de un evento y si los sismos ocurren de noche, crean dificultad para dormir, o bien, para reiniciar el sueño después de despertar por la alerta sísmica o las acciones de protección ante un sismo.

Las actividades de la vida diaria permiten que la atención de las personas esté enfocada en lo que les corresponde hacer, sin embargo, a la hora de tratar de dormir, surgen los temores y las preocupaciones de que pueda temblar nuevamente.

Se añadió que recientemente han ocurrido sismos alrededor de la media noche, lo que aumenta aún más el temor de las personas sensibles y surge irremediablemente el insomnio o se intensifica en quienes ya lo padecen.

También es común que haya interrupción en la continuidad del sueño debido a la presencia de pesadillas. Lo anterior afecta el desempeño de las actividades de la vida diaria por la presencia de fatiga y somnolencia diurna.

Fuente Reyes Haro

Compartir

Deja un comentario