sábado, diciembre 16

La receta de Japón para ser más esbeltos

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

¿Por qué no hay obesidad en Japón? ¿Son sus hábitos alimenticios, los productos que comen, la actividad física que realizan o una combinación de todo?

A los habitantes suelen enseñarse que todos los días deberían comer 30 tipos de alimentos, incluidos pescado, verdura, sopa y arroz. La idea es la de comer balanceado siempre.

De acuerdo con datos de 2017, Japón es el país de la OCDE con menor índice de obesidad entre personas mayores de 15 años: apenas 3.7%. Es decir, de sus 127 millones de habitantes, sólo unos cuatro millones 600 mil tendrían obesidad.

En la comida abundan pescados, algas, muchas verduras. Hace como cien años casi no comían cerdo o res, y siempre obtenían proteína de la soya, pescado y mariscos. La comida es natural y balanceada. También usan alimentos fermentados que apoyan a mantener saludable al cuerpo.

En Okinawa, isla japonesa en donde se concentran la mayor cantidad de personas centenarias de todo el mundo, existe una costumbre llamada “Hara hachi bu” -algo así como el estómago al 80%-, cuya idea es comer sin saciarse, para favorecer la digestión.

Si está lleno, el cuerpo se cansa para eliminar toda la comida. Si en la noche come mucho, el estómago todavía tiene alimento, entonces aunque la cabeza está durmiendo el cuerpo no y se va a cansar.

El arroz, las verduras y la soya son las estrellas en la dieta japonesa. Muchas de sus comidas son preparadas sin grasa, al vapor, como el arroz. Consumen muchísimo pescado y la ventaja que tienen es que es fresco y aporta nutrimentos como los omegas. Casi no comen res y, en cambio, consumen muchas verduras. También un punto importante es que consumen muchos derivados de la soya.

El azúcar no es un producto que se consuma de manera elevada, como sí lo es el té verde, que contiene antioxidantes. Además destaca la costumbre de tener varios platos pequeños a la hora de comer y siempre combinar un poco de verduras, arroz, carne y pescado. Esa combinación de alimentos y la variedad es lo que hacen una buena dieta.

Otro factor como la actividad física podría ser clave en la condición de los japoneses. En la primaria, los niños deben llegar caminando a la escuela. Ya en secundaria y preparatoria, los jóvenes usan la bicicleta y el transporte público.

De hecho, el uso de la bicicleta está ampliamente difundido en Japón. En un país con bajos índices de inseguridad, el dejar la bicicleta en la calle sin protección no implica riesgo alguno. Según un informe de la organización BOVAG, en 2010 circulaban en Japón 72 millones de bicicletas, aproximadamente.

Además existe algo llamado “Rajio taisou”. En verano, los niños se reúnen temprano en las primarias para hacer una rutina de apenas algunos minutos para calentar el cuerpo mediante flexiones y estiramientos, que se hacen al rimo de una transmisión por radio.

Fuente: Hirotaka Yamahata

Share.

Deja un comentario