sábado, diciembre 16

¿Correr o caminar?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Muchos se preguntan cuál de estas dos actividades físicas es mejor para la salud, el bienestar y la condición física pero, para la ciencia, cada una “tiene lo suyo”, todo es cuestión de que se averigue cuál se adapta más al estilo de vida que se lleva.

Y es que correr no es mejor que caminar y viceversa, pese a que siempre ha existido el debate sobre cada una.

Expertos del Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley, California, determinaron que si lo que buscas en mantener tu peso en línea, lo más recomendable es correr.

Para llegar a esa conclusión realizaron un estudio en el que analizaron la información obtenida de una encuesta nacional –en Estados Unidos– en la que participaron más de 15 mil personas que solían caminar diariamente y alrededor de 32 mil corredores (inclusive maratonistas).

Los corredores eran más delgados que los caminantes que cuando comenzó el estudio y la razón de ello fue que la práctica de correr disminuye el apetito.

Como dijo Paul Williams, de dicho instituto, para los que siguen debatiendo sobre ambas actividades, “vale la pena repetir que, ya sea caminar o correr es más saludable que no hacerlo”.

Williams también señaló que “una persona necesitaría caminar alrededor de 7 kilómetros a ritmo acelerado para obtener la misma cantidad de ejercicio que al correr 5 kilómetros. Tomaría el doble de tiempo, alrededor de una hora y 15 minutos en vez de 38 minutos”. Y cuando esto sucede, la reducción en el riesgo a la presión alta, el colesterol alto y diabetes es casi igual a la disminución del que tiene correr.

La clave es moverse, ya sea corriendo o caminando, pero dejar a un lado el sedentarismo. De hecho,otra investigación, elaborada por el doctor Chi Pang Wen y publicada en The Lancet, explicó que la inactividad física puede incrementar hasta en un 45 por ciento la prevalencia a una enfermedad cardiovascular, un 25 por ciento el riesgo de sufrir una enfermedad cardiaca y en 10 por ciento la incidencia de depresión, cáncer y diabetes.

Mientras que la Organización Mundial de la Salud (OMS), señaló que el sedentarismo es el responsable del 6 por ciento de las muertes registradas en todo el mundo. Este organismo internacional indicó que lo ideal es hacer 150 minutos de actividad física aeróbica –de intensidad moderada– y la caminata es una de ellas.

Si aún te quedan dudas, un estudio publicado en Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology dio a conocer que las personas que solían caminar gastaron en una hora la misma cantidad de energía al día que aquellos que corrían. Y redujeron el riesgo de enfermedades cardiacas en más del 9 por ciento.

Paso a pasito

Si la persona no suele hacer ejercicio pero desea tener mejor salud física y mental, los expertos recomiendan que ésta comience por caminar, ya que el cambio de la vida sedentaria a la activa debe ser paulatino.

Además, todo debe ser con medida. Un estudio publicado en Journal of the American College of Cardiology determinó que las personas que caminan tienen hasta 30 por ciento menos riesgo de mortalidad, comparado con quienes corren o practican carreras a mayor velocidad.

Fuente: María Pámanes

Share.

Deja un comentario