10 alimentos anti-inflamatorios… más 1

0
COMPARTIR.

Los alimentos anti-inflamatorios pueden transformar tu salud

Si no te habías dado cuenta, las enfermedades más comunes de nuestra sociedad como artritis, enfermedades cardíacas, diabetes, presión arterial alta, asma, colon irritable, entre otras, tienen un denominador en común: la inflamación. Seguro de que no es la única causa, pero sin duda la relación existe.

Seguir una dieta anti inflamatoria puede ser un factor importante para reducir estos síntomas. En un estudio realizado en 2014 se observó que todos los participantes que siguieron una dieta anti-inflamatoria fueron capaces de dejar de tomar al menos una de sus medicaciones.

Lo primero que debemos hacer es, incorporar más productos naturales a nuestra dieta, ya que sabemos que los productos procesados son, en principio, inflamatorios porque están altamente concentrados y tienen muchos aditivos.

Sin más, aquí tienes 10 alimentos anti-inflamatorios… más 1:

Vegetales de hoja verde

Las frutas y verduras son ricas en antioxidantes y flavonoides que restauran la salud celular. Si te cuesta comer suficiente cantidad de vegetales de hoja verde, intenta añadirlos mediante licuados, las acelgas por ejemplo son muy altas en antioxidantes como la vitamina A y C, así como la vitamina K, que protege nuestro cerebro contra el estrés oxidativo que causan los radicales libres. Algunos de los vegetales de hoja verde más conocidos son: las espinacas, la arúgula, las lechugas de todos los tipos y colores, el repollo…etc.

Apio

En estudios farmacológicos recientes se ha demostrado que las propiedades antioxidantes y anti-inflamatorias del apio ayudan a mejorar la presión arterial, los niveles de colesterol y prevenir las enfermedades cardíacas. El apio es además una fuente excelente de potasio.

Betabel o Remolacha

Una buena señal de que el contenido de antioxidantes es alto en un alimento es un color intenso, y un ejemplo de ello son las remolachas. Sabemos que el termino “antioxidante” es general y abarca muchos tipos de moléculas que luchan contra el daño celular que causa la inflamación. En el caso del betable, el antioxidante más abundante se llama betalaína.

Brócoli

Su valor como alimento anti-inflamatorio es muy alto. El brócoli también tiene un alto contenido en potasio y magnesio, y además sus antioxidantes son particularmente potentes y anti-inflamatorios.

Mora azul o arándano azul

Aquí hay un antioxidante que es especialmente potente, se trata de la quercetina, que se encuentra en los cítricos, el aceite de oliva y las bayas de color oscuro como la mora azul. En un estudio que buscaba un tratamiento para reducir la inflamación en el colon irritable, se utilizaron varios antioxidantes extraídos de frutas y se observó que la quercetina fue la que mejor resultados obtenía. Además parece ralentiza el empeoramiento cognitivo y la pérdida de memoria con la edad.

El salmón

El salmón es una fuente excelente de ácidos grasos esenciales omega 3s. Estos aceites son las sustancias más potentes para luchar contra la inflamación. El contenido de ácidos esenciales omega 3 es muy elevado en el cerebro y parece ser que son muy importantes para funciones cognitivas como la memoria, así como la circulación de la sangre. Mejor si es salvaje.

Caldo de hueso

El caldo de hueso contiene minerales que el cuerpo puede fácilmente absorber: calcio, magnesio, fósforo, silicio, sulfuro y otros. El caldo de hueso contiene además condrotina y glucosamina, suplementos que se venden en tiendas de nutrición para reducir la inflamación, la artritis y los dolores de articulaciones.

Semillas de chía

Los ácidos grasos que se encuentra en la naturaleza están más equilibrados que los que normalmente encontramos en nuestras dietas típicas. Las semillas de chía, por ejemplo, suplen tanto aceites omega 3 como omega 6 que deberían ser consumidos de una forma equilibrada. Las semillas de chía contienen aceites esenciales, mucina, vitaminas A, B, E, y D y muchos minerales.

Semillas de lino

Una fuente de omega 3s, fitonutrientes y antioxidantes. Los lignatos son polifenoles con poder antioxidante para prevenir el envejecimiento, equilibrar las hormonas y mejorar la salud celular. Estos polifenoles, además, contribuyen al crecimiento de los probióticos en el tracto digestivo, e incluso se especula que pueden ayudar a eliminar el exceso de levaduras en el cuerpo.

Curcuma

El principal compuesto anti-inflamatorio de la curcuma es la curcumina. Se trata de un compuesto bien estudiado por sus propiedades anti-inflamatorias. La curcuma es tan potente como anti-inflamatorio (según algunos estudios) que se utiliza con mucho éxito para gestionar los dolores que sufren algunos pacientes de artritis reumatoide.

Se puede tomar una vaso de agua con curcuma, jengibre y un chorrito de limón por la mañana antes del desayuno o antes de las comidas.

Jengibre

Freso, seco, en suplemento, en extracto…o como lo quieras. El jengibre es otro alimento que ayuda a reducir la inflamación causada por una respuesta inmunitaria excesiva. La medicina ayurvédica ha promovido el jengibre desde siempre para modular el sistema inmune.

Además es muy bueno limpiando el sistema linfático, que es el sistema de desecho del cuerpo. A algunas personas les ayuda mucho a superar sus procesos alérgicos y encima combina, en mi opinión, bien con casi todo.

Fuente: Salud Estratégica

Compartir.

Deja un comentario