sábado, diciembre 16

Ahora quiero que me vean

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Las quimioterapias han robado su cabello e incluso el color habitual de su piel, pero el cáncer está lejos de derrotar a estas mujeres.

Convencidas de que cuidar su imagen refuerza su autoestima y así enfrentan con más fortaleza a la enfermedad, las pacientes se dejan guiar por expertas en oncoimagen.

Es muy doloroso perder el cabello y verlo tirado en la regadera. Es muy doloroso verte sin cejas, sin pestañas, comentó una paciente diagnosticada con cáncer de mama en 2009, y quien un año después fue mastectomizada.

Luego de 30 minutos de sesión se miró al espejo y se veía bonita, se sentía contenta.

Ya me voy a arreglar y dedicarme ese tiempo“, dijo luego de que una experta en oncoimagen, le enseñó también a aplicarse maquillaje, rubor y sombras.

La gorra que siempre usaba la cambió por una chalina azul, que aprendió a trenzarse en la cabeza.

Ahora quiero que me vean. Es un aliciente sentir que me veo bien”, aseguró.

La piel se reseca mucho, así que en las sesiones les recomiendo que usen productos para pieles secas y sensibles, así como cremas hidratantes y bloqueador solar. Pueden usar pelucas de cabello natural o sintético o pañoletas.

Para hacer frente a la pérdida de cabello, cejas, pestañas y autoestima, no hay nada mejor que ponerse y sentirse hermosa.

Fuente Claudia García

Share.

Deja un comentario