sábado, diciembre 16

Los efectos de la chía en tu metabolismo

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Un equipo de investigadores encontraron a través de un estudio, que el consumo de chía ayuda a disminuir los niveles de lípidos en la sangre.

La evaluación de los efectos de la chía en el metabolismo fue realizada con un grupo de roedores (modelos murinos).

Los especialistas destacaron que cuatro fueron alimentadas con 200 gramos de alimento molido, alimento balanceado que incluía harina de soja combinado con 12 gramos de chía.

Se añade que a otras cuatro se les dio 15 gramos de chía en 200 mililitros de agua destilada, y las cuatro sobrantes continuaron con su alimentación regular sin consumo de chía.

Las ratas fueron alimentadas con la sustancia correspondiente cada tercer día, con el fin de analizar su sangre, medir sus niveles de colesterol, glucosa, triglicéridos, lipoproteína de alta densidad —HDL—, lipoproteína de baja densidad —LDL— y lípidos totales, y determinar si había cambios significativos.

Luego de 20 días de experimentación, las ratas con alimentación regular presentaron una glucosa promedio de 247.53 mg/dl (miligramos por decilitro); en las ratas que consumieron galleta con chía, el promedio de glucosa fue de 183.67 mg/dl, y las que consumieron chía con té su glucosa fue de 175.42 mg/dl.

Además de la disminución de la glucosa, también se encontró un decremento en el colesterol en la sangre, con una cantidad de 69.41 (mg/dl) en las ratas que consumieron chía con té”, dijo Martínez Márquez.

Los modelos que consumieron la chía en galleta tuvieron un promedio de 47.93 (mg/dl), y los que mantuvieron su alimentación regular sin chía presentaron 81.90 (mg/dl) de colesterol.

La chía es una planta que florece de manera natural en México, Guatemala y Bolivia, en zonas tropicales y subtropicales. La semilla es rica en mucílago, fécula y aceite. Mide dos milímetros de largo por 1.5 milímetros de ancho. Es ovalada y lustrosa, de color pardo grisáceo o marrón oscuro.

Fuente: Universidad Autónoma de Zacatecas

Share.

Deja un comentario