La terapia génica, futuro contra el cáncer

0
COMPARTIR.

Un nuevo tratamiento para el cáncer de próstata y páncreas podría convertirse en una alternativa más efectiva y menos agresiva que la quimioterapia: la terapia génica.

El Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán (INCMNSZ) de México participa en el estudio clínico ULYSSES en colaboración con Advantagene, compañía biofarmacéutica con sede en Boston, para demostrar la eficacia de la terapia génica en el tratamiento del cáncer de próstata.

El estudio avalado por las autoridades sanitarias de Estados Unidos y México contempla aplicar terapia génica a 156 pacientes con cáncer de próstata.

Este tratamiento consiste en la colocación en el sitio del tumor de un vector viral que produce una reacción inmunológica y como parte de esta reacción se pretende que destruya el tejido tumoral.

La terapia génica implica inyectar en el sitio del tumor un virus genéticamente modificado que provoca una reacción inmune local contra las células cancerígenas, es decir, el propio sistema de defensa del paciente es el que “reacciona” para atacar el tumor.

Se destaca que una de las ventajas de este tratamiento es que tiene un efecto local, es decir, va dirigido sólo a las células tumorales y, por lo tanto, no tiene efectos adversos en el organismo como la quimioterapia.

Hay pacientes con cáncer de próstata que no tienen enfermedad avanzada y tienen el tumor localizado pero aún no son candidatos a quimioterapia (porque el cáncer está en etapa inicial); a ellos se les ofrece la posibilidad de inyectar esta terapia génica con la idea de lograr la desaparición del tejido tumoral, es un procedimiento que no tiene riesgo más allá de la inyección en el sitio del tumor”, sostiene.

Como parte de la terapia se aplica también un antiviral para eliminar el virus inyectado, una vez que ha hecho su trabajo.

En la justificación del estudio, Advantagene destaca que en caso de demostrar efectividad, esta terapia significaría una mejora radical en la calidad de vida de los pacientes con cáncer de próstata que ya no tendrían que someterse a cirugía, quimioterapia o radioterapia; tratamientos que provocan incontinencia urinaria y disfunción eréctil.

El estudio ULYSSES se encuentra en etapa temprana y aún no arroja resultados concretos.

Fuente: David Kershenobich

Compartir.

Deja un comentario